EL CAÑÓN DE MALVINAS

                    Sobre el boulevard de la Avenida San martín, frente al “Bicho Canasto” se erigió un monumento para homenajear a los varelenses caídos en Malvinas, alguno de los cuales conocí personalmente en la época de la secundaria. El memorial consistió en la instalación, allá por el año 1992, de una réplica de un cañón similar a los utilizados en las islas.


La placa recordatoria (la robaron varias veces veces, por eso la fecha...)

                    Sin embargo no sólo fue el destinatario de recordarnos el destino trágico de algunos compatriotas, sino que una noche de sábado sufrió su propia tragedia, la  que no había sufrido en las batallas que participó, si es que lo hizo en alguna: un automóvil conducido a toda velocidad por un chofer alcoholizado, subió a la plazoleta y literalmente cayó sobre él, despedazándolo. Esa mañana justo pasé por ahí y lo fotografié. Felizmente no se mató nadie pero el cañón se hizo trizas.



Así quedó después del artero ataque automovilístico

Un auto, con 6 tripulantes, se lo llevó por delante a las 4 de ayer: 2 heridos (Fuente: Varela al día 10 de Agosto de 2009)

Estaba allí, recibiendo a los visitantes, con su 105 de diámetro, desde hace 17 años. Estaba alli, en San Martín y Castelli, pintado de verde inglés (vaya paradoja) ofreciendo su homenaje a nuestros Héroes de Malvinas. Estuvo alli hasta las 4.20 de ayer, cuando un VW Carat, de color bordó, a toda velocidad, lo hizo volar por aire y al caer destrozó su ruedas de madera.

                    El increíble accidente no podía hacer sido de otra forma si quien estaba al volante del rodado no conducía a toda velocidad y alcoholizado. No podrá decir que nada conocía de Varela, pues todos los ocupantes del vehículo viven en Villa Vatteone, barrio San Martín y Mayol.

                    Ayer los Veteranos de Guerra estaban indignados. Y no es para menos. Ahora deberán solventar los gastos de reparación del cañón y luego internar cobrárselo al irresponsable conductor, de quien se supo que cuenta con seguro de la compañía Rivadavia. Fuentes de crédito revelaron a Varela al Día que entre los 6 ocupantes del automóvil viajaba una joven mujer, la que quedó internada en Mi Pueblo, al igual que un hombre. Cuando eran trasladados los heridos en ambulancia a Mi Pueblo, dos de ellos abrieron la puerta trasera de la unidad de emergencias para tratar de tirarse. Todo producto del alcohol.

                    Del conductor del Carat se conoció que tiene 45 y se domicilia en el barrio San Martín. El cañón data del año 1928 y es réplica del 105 utilizado en Malvinas.

                      Ante esta situación “Emprendedores del Sur” de Florencio Varela, puso manos a la obra y lo reacondicionó. La obra concluyó en marzo de 2010 cuando  un camión güinche lo restituyó a su situación original en medio del Himno Nacional Argentino, Izamiento de la Enseña Patria, formación de los Veteranos y mucha emoción. Se gastaron 7000 pesos en la restauración.

                    Esperemos que ahora si descanse en paz…



De nuevo en su lugar, así está ahora



Pampa
Agosto 2011                                   Volver a  LO DEL PAMPA

Hit Counter